ESPINoSILLA  Es una planta nativa de Norteamérica, de uso extendido en la medicina tradicional de México, que crece sobre todo en zonas de clima cálido. Sus componentes naturales fortalecen las fibras capilares evitando la caída excesiva del cabello, mientras que sus propiedades antifúngicas ayudan a eliminar el hongo que da origen a la caspa.

ESPINoSILLA

Es una planta nativa de Norteamérica, de uso extendido en la medicina tradicional de México, que crece sobre todo en zonas de clima cálido. Sus componentes naturales fortalecen las fibras capilares evitando la caída excesiva del cabello, mientras que sus propiedades antifúngicas ayudan a eliminar el hongo que da origen a la caspa.

 
ACEITE DE ARGÁN  Se extrae de las semillas del fruto de la Argania spinosa o árbol de argán, una especie endémica de Marruecos. Se consume como parte de la dieta y es utilizado por sus por sus propiedades benéficas para la piel y el cabello. Brinda protección contra los rayos UV y se le atribuyen cualidades antiinflamatorias, antisépticas y antioxidantes.

ACEITE DE ARGÁN

Se extrae de las semillas del fruto de la Argania spinosa o árbol de argán, una especie endémica de Marruecos. Se consume como parte de la dieta y es utilizado por sus por sus propiedades benéficas para la piel y el cabello. Brinda protección contra los rayos UV y se le atribuyen cualidades antiinflamatorias, antisépticas y antioxidantes.

ACEITE DE JOJOBA  Proviene del arbusto de la jojoba, presente en el desierto de Sonora en México y el desierto de Mojave en Estados Unidos. Los nativos del desierto de Arizona lo utilizaban para curar afecciones dermatológicas y para suavizar el cabello y hacerlo crecer. Es un emoliente útil para tratar lesiones por acné y como tratamiento capilar contra la seborrea.

ACEITE DE JOJOBA

Proviene del arbusto de la jojoba, presente en el desierto de Sonora en México y el desierto de Mojave en Estados Unidos. Los nativos del desierto de Arizona lo utilizaban para curar afecciones dermatológicas y para suavizar el cabello y hacerlo crecer. Es un emoliente útil para tratar lesiones por acné y como tratamiento capilar contra la seborrea.

 
SÁBILA  La sábila o aloe es un tipo de planta suculenta que puede almacenar grandes cantidades de agua para sobrevivir en entornos áridos. Sus hojas gruesas y espinosas contienen una pulpa transparente y un líquido amarillo rico en aloína, muy usados para ayudar a estimular el crecimiento del cabello, prevenir la caída y mantener sano el cuero cabelludo.

SÁBILA

La sábila o aloe es un tipo de planta suculenta que puede almacenar grandes cantidades de agua para sobrevivir en entornos áridos. Sus hojas gruesas y espinosas contienen una pulpa transparente y un líquido amarillo rico en aloína, muy usados para ayudar a estimular el crecimiento del cabello, prevenir la caída y mantener sano el cuero cabelludo.

SANGRE DE DRAGO  Esta resina natural, llamada así por su color rojo intenso, se se utiliza como medicina desde la antigüedad por sus múltiples beneficios. Su composición química ayuda a regenerar el cuero cabelludo y a fortalecer los folículos para reducir la caída. Además, funciona como astringente, ayudando a balancear la producción de grasa.

SANGRE DE DRAGO

Esta resina natural, llamada así por su color rojo intenso, se se utiliza como medicina desde la antigüedad por sus múltiples beneficios. Su composición química ayuda a regenerar el cuero cabelludo y a fortalecer los folículos para reducir la caída. Además, funciona como astringente, ayudando a balancear la producción de grasa.

 
ACEITE DE RICINo  El aceite de ricino, a veces llamado aceite de castor, se extrae de las semillas de la planta Ricinus communis. Está compuesto por más de seis ácidos grasos con gran capacidad de nutrir el cabello y mantenerlo hidratado. No solo se utiliza para fortalecer y estimular el crecimiento del cabello, sino también para reforzar las uñas y alargar las pestañas.

ACEITE DE RICINo

El aceite de ricino, a veces llamado aceite de castor, se extrae de las semillas de la planta Ricinus communis. Está compuesto por más de seis ácidos grasos con gran capacidad de nutrir el cabello y mantenerlo hidratado. No solo se utiliza para fortalecer y estimular el crecimiento del cabello, sino también para reforzar las uñas y alargar las pestañas.